Raúl González, un jugador en retirada

Siempre he odiado a Raúl González. No es que lo odiara a él, odiaba su imagen pública. Supongo que será un buen hombre, buen padre, buen esposo, e incluso, buen ciudadano. Eso no se lo discuto, ni me interesa. Odio su imagen.

Siempre lo he asociado a la chulería del Real Madrid, a esa cosa de rico que te pasa los billetes por la cara, a esa cosa de prepotente que gana en cualquier lado y que te pasa por encima porque es el club más poderoso de España. Lo asociaba a su hinchada tan antipática, tan facha, tan “Españolista”. Recuerdo una vez a la hinchada del Madrid cantándole al

Valencia FC: “España, España” como si los valencianos fueran extranjeros. Ni qué decir cuando el Madrid jugaba contra algún equipo vasco o catalán. Al Barça de Maradona le gritaron tantos insultos Xenófobos y Racistas que daba vergüenza ajena. Raúl era la representación de todos esos valores que los que no somos del Madrid, detestamos.

Recuerdo su imagen silenciando al Camp Nou después de un gol.

Lo que más me molestaba, era lo que decía la prensa especializada y los hinchas. Para mi, Raúl siempre ha sido un nueve pescador. Un buen pescador pero no más que eso. No un jugador llamado a vivir entre los más grandes de todos los tiempos, ni una suerte de Maradona ibérico. Un tipo peligrosísimo en el área, uno de esos jugadores que nunca descansan y que si la defensa o el portero se descuidaban aprovechaba para vacunarlos. Un trabajador dentro del campo de juego, inteligente y atento. No un habilidoso, no un creador, no un tipo comparable con artistas del balón como Zidane, por dar un ejemplo.

No es poco ser un buen goleador, no es que Raúl, para sobresalir, necesitara más. Los periodistas, parecía que si. En una época en que España no tenía grandes jugadores que seguir, quisieron ponerlo en lo más alto. Lo convirtieron en el abanderado de la selección. Lo comparaban con estrellas de otro nivel y que jugaban de otra forma para decir algo así como: nosotros también tenemos uno de los grandes. Reconozco que eso me irritaba bastante más de lo que debería.

Los hinchas del Madrid parecían enloquecer cuando se hablaba de Raúl. El otro día estaba hablando con un amigo sobre el balón de oro que le dieron a Messi y que, en España, ha generado mucha polémica. En eso estábamos cuando pasó un hombre al que conocíamos sólo de vista. Nos escuchó y se puso a gritar como un loco que el balón de oro debía ser para Raúl. Que los del Barça eran unos mierdas y que, como el premio lo daban los franceses… ya se sabía que los galos nos odian…. Mi amigo y yo lo mirábamos sin dar crédito. Pensé que si decíamos algo el tipo nos iba a querer pegar así que , cobardemente, pusimos cara de nada y le dejamos desahogarse. El tipo nos gritó hasta que se cansó y cuando se fue, cambiamos de tema… no vaya a ser que volviera.

Siempre he odiado a Raúl González pero, hete aquí, que todo termina y la carrera de un futbolista más temprano que tarde. Raúl llegó a la madurez y se convirtió en un problema para los entrenadores del Madrid, que querían sacarlo para poner a alguien más joven y mejor. Lo mismo en la selección. Nadie parecía entender que al capitán de la roja le había llegado la hora del paso al costado. Todavía jugaba en primera, en el Madrid de los galácticos donde habían querido serrucharle el piso y se mantuvo gracias a sus goles, así que hubiera podido presionar para conseguir un lugar en la selección. No lo hizo, aguantó con una dignidad envidiable que lo dejaran de lado. Se esforzó en su equipo y todos veíamos que su intención era volver a ser convocado a la selección  a base de goles, pero nunca dijo nada, y cuando lo dejaron fuera definitivamente, lo aceptó y calmó a sus fanáticos.

Más tarde le llego la hora en el Madrid. Cuando la hinchada aún lo reclamaba a gritos, cuando hubiera podido quedarse haciendo banco sin que a nadie le importara lo más mínimo, se fue.

Es cierto que se fue por un buen dinero pero también es verdad que no lo necesitaba y que el Real Madrid le hubiera pagado hasta el final de su ficha por más que sólo fuera suplente. Entonces, desde mi humilde opinión, se fue porque le gustan los retos y el fútbol. Parece una obviedad en un jugador profesional de este deporte pero no lo es tanto.

Se fue a jugar a un ignoto equipo alemán, a pasar frío allá por el norte europeo, para poder romper dos record en la champions: Ser el jugador que más goles ha marcado en esa competición y el que más partidos ha jugado. A mi, eso me impresiona y me hizo cambiar mi manera de ver a este jugador.

Otra cosa que pasó fue que los periodistas deportivos (la prensa deportiva es tela para otro post) cuando Villa pasó a ser el máximo goleador de la roja, se empecinaron en remarcar que había destronado a Raúl pero con muchos menos partidos. ¡Cómo si se pudieran comparar las selecciones en las que han jugado uno y otro!!!

Una selección es la mejor de la historia del fútbol español, campeona de Europa jugando muy bien y campeona del mundo jugando bien pero sin enamorar; contra las selecciones que perdían en octavos, que nunca llegaban a nada, selecciones mediocres y con poca historia y de las que Raúl sacó petróleo. Me pareció desagradecido por su parte hacia un jugador que se dejaba todo en el campo.

Así que ahora que lo veo entrenar, correr y quemar sus últimos cartuchos en un campo de juego allá en la helada Alemania, no lo odio. Le veo terminar su carrera deportiva con dignidad, ayudando a ese equipo alemán, a llegar por primera vez a cuartos de un campeonato europeo y me alegro por él. Incluso puedo decir que le he tomado cariño y respeto. Podría decir que me saco el sombrero o como se dice por aquí y, creo que expresa más claramente lo que quiero decir: Raúl, ole tus cojones!!!!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Articulos Costumbristas

2 Respuestas a “Raúl González, un jugador en retirada

  1. SOS UN GENIO!!! Yo también lo odio y ahora resulta que empecé a aflojar con ese odio prejuicioso (el mío al menos) porque el tipo es un humilde jugador.
    Es ese club que lo transforma en unos inaguantables.
    Te mando un beso gigante y si no te escribo es porque soy un poco colgada.
    ¿Asadito en Las Matas en Mayo?

  2. joaco

    Gracias!!! Dale, hablamos para el asado en cuestió.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s