Maradona

Amo a Diego Armando Maradona. Así, sin atenuantes. Si hubiera querido ponerle a mi hijo el nombre de alguien, alguien famoso quiero decir… le hubiera puesto Diego Armando. No le hubiera puesto ni Juan Domingo, ni Ernesto, ni Camilo, ni siquiera Fidel. Se ha salvado de eso porque creo que la vida nueva merece un nombre nuevo; que ya le dejaré bastantes cosas que no quiero dejarle y lo marcaré mucho más de lo que quisiera, para además de eso agregarle el peso de un nombre. Uno que tiene significado más allá de ellos.
Un jugador de fútbol de la selección de Venezuela se llamaba Stalin Rivas, espero que aún se llame. El nombre no suena mal, pero me parece que es demasiada carga para cualquiera.

Volviendo a Maradona… me enamoré de él tarde, cuando se enamoró todo el mundo; en el 86. Maradona explotó al gran público en el mundialito juvenil de Japón en el 79, ahí demostró lo que valía a muchísimas más personas, de las que lo habían visto en Argentinos Juniors; equipo fundado por anarquistas que en sus inicios se llamo “Mártires de Chicago” (un gran nombre ¿No? y del que sólo conserva el rojo de la camiseta) pero… siempre hay un pero en las historias de amor…. Yo vivía fuera. En España para mas datos, donde a nadie le interesó televisar un mundial juvenil que se jugaba a miles de kilómetros, así que no lo vi.
Coincidimos cuando el vino al Barcelona… pero fue breve. El tuvo muchísimos problemas: hepatitis, un intento de asesinato en pleno campo… por el que después fuera entrenador de las selecciones juveniles españolas: Andoni Goicoechea. Así que el jugó poco y nada. Y yo, yo me tuve que ir. Cruce el océano, no sin antes verle hacer dos golazos en el Bernabeu (el estadio del archirival del Barcelona: El real Madrid) para delirio del respetable. En fin como en toda historia de amor, la distancia que nos separaba enfrió la cosa y cuando volví a la Argentina y él estaba viviendo en Nápoles, yo ya no albergaba sentimiento alguno hacia el Pelusa. Bueno, la distancia y las chicas, que entraron en mi vida tocando a rebato y me hicieron dejar de lado el fútbol, los juegos y todo lo que no tuviera dos tetas en general.
Pero incluso con chicas o sin ellas en Argentina los mundiales son cosa seria. La selección era horrible, Bilardo era/es un director técnico que práctica el antifutbol. Es la genuina expresión de lo que cualquier argentino de ley, desprecia del deporte rey. Es la forma de jugar menos parecida a lo que los argentinos tenemos en la cabeza como buen juego ¿Se acuerdan de la selección colombiana de Valderrama; rincón, Asprilla etc., en el partido del 90 contra Alemania? Bueno así nos gusta jugar a los argentinos. Lo malo es que los técnicos de la albiceleste parecen criados en invernaderos lejos del sentir popular de lo que es el fútbol.
Bueno me fui, la previa del mundial, la clasificación, los amistosos … todo, todo pero todo era horrible. Maradona estaba siempre inmerso en alguna polémica, largando por esa boca que dios le dio, cualquier cosa. Así que no era un personaje simpático en ese momento. Pero empezó el mundial. Nadie creía que Argentina pudiera ganar. Bueno nadie no, mi hermano apostó con un amigo que si argentina no ganaba sería su esclavo un año seguido y viceversa. El amigo aceptó pero mi hermano nunca le cobró la apuesta. Según mi hermano leyendo el fixture que nos tocaba, llegábamos fácilmente a la final y una vez allá era obvio que nos impondríamos a quien fuera. En fin lo miramos con lástima y pensamos en todas los beneficios que íbamos a sacar de su esclavitud voluntaria. Pero, como decía, comenzó el mundial… Argentina comenzó a ganar y pasamos una fase y luego otra…. Pero nadie quería dejarse llevar por el entusiasmo pues somos un país muy defraudado y las eliminatorias habían sido tan feas…Tan es así que me fui de campamento… si, en pleno mundial me fui a San Antonio de Areco con unos amigos. Recuerdo que fui el único que dejo el campamento para ver antes el Francia – Brasil, el partido anterior al Argentina- Inglaterra. Fue un partido memorable y los franceses de Platini vencieron a Brasil dándome una alegría doble. Dejar fuera a Brasil y jugar maravillosamente al fútbol. Luego Francia seria eliminada por Alemania en un partido trepidante. En él que el arquero alemán le provoco una conmoción cerebral a un jugador francés al hacerle una entrada de mala leche (recuerdo el nombre del portero alemán pero no lo pongo acá, porque hay gente a la que habría que borrar de la historia del fútbol).
Como decía, fui el único que dejo el campamento antes, por lo que mi novia me insultó un buen rato, pero valió la pena. Después venia el partido definitivo, el padre de todos los partidos: Argentina- Inglaterra. Ya para el final del partido anterior el bar comenzó a llenarse y para cuando iba a empezar el de Argentina no cabía ni un alfiler.
Me pase el partido puteando a la selección, a Bilardo, al mismísimo Diego. Incluso después del gol con la mano ( el gol que mas alegría me ha dado a posteriori en mi vida; solo comparable con un gol que Boca le hizo a River de carambola a medio minuto de terminar el partido. No se porque teníamos un grandote llegado de Huracán, Guerra creo que se llamaba, al que en el último minuto, un centro pateado de cualquier manera le pego en la nuca cuando ya casi se iba para los vestuarios y entró, y fue gol, y fue la gran alegría sobre los gallinas; fue como si a alguien que justo levanta la mano para parar un taxi, un balón le da en la nuca y hace el gol que hunde a river en la miseria en plena Bombonera. Un alegrón… en fin ahí estaba yo, en un bar de san Antonio de Areco, viendo el partido, puteandolos a todos cuando Maradona agarra la pelota en la media cancha y empieza la carrera hacia el gol mas lindo de la historia. Me pase toda la carrera de Maradona gritando: pasala morfón, pasala y nada… no la pasaba. Pasó la mitad del campo inglés, llego al área, se metió en el área… yo gritaba como un energúmeno: pasala morfón hijo de p….y pasó al arquero y pasó a la historia.
La gente del bar me miraba con sorna. Era el boludo que se paso los 30 segundo del gol de oro, de la poesía hecha fútbol, gritando en contra del artista… pero no me importo nada. Me había enamorado y para siempre y de una vez. No me importo tener que tragarme los gritos que había pegado, ni tener que aguantar a Bilardo muchísimos años mas, no me importo más nada.
Una aclaración, amo a Maradona en una cancha de fútbol. Como jugador no hay otro igual, no hay nadie mas. Fuera de la cancha es un hombre mas y … Pero dentro de la cancha… en el verde, nadie, ninguno como él. Todos los demás están para llevarle el agua, lustrarle los zapatos y rendirle pleitesía… No he visto jugar a Pele así que tampoco voy a opinar mucho de él, tampoco del gran Di stefano, pero de los que yo he visto… ninguno. Cuando lo comparan con Ronaldo… me da risa; Con Ronaldiño, Messi, Cristiano Ronaldo etc.….. pienso como el androide de Blade Runner; que ellos no han visto lo que yo vi. Los antes mencionados son buenos jugadores, muy buenos inclusive, hasta buenísimos, pero no hay color. Maradona era sólo contra el mundo y podía. Podías formar un equipo con diéz monos amaestrados y él y te ganaba lo que se le pusiera delante. Era como el de sólo ante el peligro (A la hora señalada en Argentina), como el de jungla de cristal. Era diferente, único.
Diría que me dan pena los que por edad no lo han podido ver jugar. Porque ahora podemos ver esos 30 segundos de gol, o ver otros goles pero son siempre jugadas aisladas … y Maradona era un todo.
Me dolió horriblemente verlo sufrir cuando los italianos silbaban nuestro himno en el mundial 90. Me partió el corazón cuando lloró porque perdimos la final con Alemania por un penalti que no fue. Sentí verdadera pena, como si me pasara a mi, como si fuera un familiar. Creo que es de las pocas veces que fui hincha de fútbol, me imagino que es ese sentimiento el que lleva a la gente a llenar estadios todos los domingos. No creo, como leí por ahí en algún mail de esos colectivos que envían, que la gente que pasaba hambre y frió en esos momentos se olvidara de todo por Maradona. Imagino que eso lo escribe alguien que no paso hambre y frió. No creo mucho en eso de “todos juntos esos 90 minutos” y cosas por el estilo pero es cierto que yo sufrí por Maradona. No por la selección, que seguía siendo horrible; no por perder el mundial, que no merecíamos ganar; solo por él, por ver al mejor del mundo sufrir por como lo insultaban y como nos sacaban la copa del mundo.
Después…. Después vino la hecatombe, la decadencia, el derrumbe. Los controles antidoping, el positivo en un mundial… sufrí viéndolo perderse, perdido fuera de la cancha. Hace poco creí que nunca podría mejorar. Con mil kilos de mas encerrado en una clínica mental, con la mirada perdida. Sufrí al ver que nuestro mejor jugador, el mas grande entre los grandes no terminaba su carrera bien, como un señor. El diego no terminaba como Cruif (otro grande) o como Valdano y me asustaba que terminara como otros ídolos del fútbol argentino, sólo, en la miseria, viviendo de recuerdos gloriosos. Me impactó cuando era chico un reportaje a un jugador (Corbata creo que se llamaba) que había jugado el mundial de Suecia y que había sido ídolo en algún equipo del fútbol argentino. Cuando leí ese reportaje vivía de prestado debajo de las tribunas del estadio que lo había visto jugar. Sólo, alcohólico y destruido físicamente. Así veía el futuro de Maradona en esos momentos y me daba una pena infinita.
Pero salió, salió de la clínica, parece que dejo la droga y dejo los mil kilos que tenia de más. Desde la distancia parecía bastante recuperado. Vino a España y relato los partidos del ultimo mundial… se lo veía bien.
Ahora lo han nombrado director técnico de la selección Argentina. Debo aceptar que nunca va a terminar su carrera como Cruif o Valdano. Nunca será un “señor” (por decirlo de alguna manera) bien educado, , ni un analista futbolístico mesurado. Siempre será “el Diego” y tampoco se si este es el final, si el resto de su vida será así, tranquila, recuperado de las drogas… imagino que el miedo de que le vaya mal nunca me lo sacaré de encima pues el amor es así. Tampoco se si como director técnico nos hará disfrutar o lo querremos matar, pero estoy contento por él y le quería desear lo mejor públicamente.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Articulos Costumbristas

Una respuesta a “Maradona

  1. joacoramos

    Este es un post viejo. Estoy pasando los escritos a este blog. los que lo leyeron en el otro disculpen la repeticion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s